Qué elementos corporativos diseñar para mi negocio

Índice de contenidos

El uso de elementos corporativos es una manera sencilla y efectiva de fortalecer tu marca. Por ello, debes tener un buen diseño que pueda aplicarse a los diferentes elementos y así generar un punto de apoyo para llegar a los clientes.

El material corporativo debe ser llamativo y de calidad. Aplícalo de forma correcta para que los consumidores tengan un buen impacto y recuerdo de tu empresa. Conseguirás un alto impacto comercial que se verá representado en un aumento de las ventas.

No todo es tan fácil como parece. Te aconsejamos que recurras a un profesional para conseguir una buena identidad de marca.

Definir tu negocio y proceso de venta

Si te dispones a crear un negocio, debes definir bien qué es lo que quieres vender, a quién, cuándo y cómo. Deberás llevar a cabo un buen proceso de venta.

El proceso de venta consta de una variedad de pasos que sigue una marca desde que intenta captar la atención hasta que se lleva a cabo la venta.

¿Has oído hablar del modelo AIDA? Pues debes seguir las cuatro fases:

  • Atención: busca llamar la atención de tus posibles clientes potenciales.
  • Interés: despiértales interés por tus servicios o productos.
  • Deseo: consigue que tus clientes quieran disfrutar de tu servicio o producto.
  • Acción: logra la venta. Si paso las fases anteriores, lograrás que el objetivo.

¿Tienes una Identidad?

Para tener una identidad, antes debes haber realizado un manual de Identidad Corporativa.

En un manual de identidad corporativa deben aparecer todas las directrices de la imagen de marca, elementos visuales y aplicaciones. Con éstas debes gestionar todo tu uso interno y externo, y así conseguirás diferenciar la marca.

Es fundamentan tener un manual porque consigues ahorrar tiempo y te garantiza consistencia.

Los elementos principales para formar una buena imagen de marca son los siguientes.

Naming y eslogan

El naming es el nombre por el que se conoce la empresa o negocio y lo primer elemento que perciben los usuarios. Debe ser corto, fácil y representativo.

El slogan se crea para captar atención y enganchar a las personas. Debe acompañar al naming, generar confianza y credibilidad entre los consumidores.

¡No te olvides de crear un buen logo que acompañe lo anterior!

Guideline

Normalmente, la construcción del logotipo es creada en base al estilo de tu target y los valores de la marca. Una vez creado y utilizado una guía de colores y tipografías, debes tener en cuenta la guideline para el resto de elementos utilizados.

Crea una guideline con la lista de colores utilizados (Pantone, hexadecimal, RGB, CMYK o HTML), todos sus usos y aplicaciones. Además, no te olvides de los iconos y las tipografías, es importante que también aparezcan.

Página web

En la actualidad, la presencia en internet es fundamental. Escoge un dominio con tu naming o algo que esté relacionado. Nosotros te aconsejamos que siempre utilices el nombre de tu negocio.

Crea una página web llamativa, sencilla, rápida y responsive. Hazla en la misma línea o estilo corporativo que hayas determinado para tu marca.

Elementos corporativos

Tipos de elementos corporativos

Los elementos corporativos están presentes en nuestro día a día sin darnos cuenta. Las marcas tienen muy definida su imagen y nos podemos encontrar con estos elementos en su papelería, en el merchandising, en los uniformes de sus trabajadores, en sus ofertas…

Te contamos cuales son los elementos principales que debes usar para conseguir una imagen de marca definida y que los usuarios te recuerden. ¡Sigue leyendo!

Elementos internos

Normalmente, por elementos internos se entiende por elementos de gestión. Éstos se tratan de toda la papelería donde va insertada su identidad de marca. Los elementos de gestión son las cartas, facturas, presupuestos, informes, email, firma corporativa, etc. Todas ellas con en una misma línea que represente de forma apropiada y coherente tu negocio.

Pero dentro de los elementos internos de una empresa, también podemos hablar de los elementos para los trabajadores como material de trabajo, vehículos, uniformes… con el objetivo de presentar una identidad e imagen de marca ante su target.

Elementos externos

Los elementos externos podemos dividirlos en elementos para clientes y elementos de promoción, aunque muchos de ellos podríamos introducirlos en ambos.

Cuando hablamos de elementos para clientes, nos referimos a las presentaciones, conferencias, reuniones o documentos informativos de forma impresa o digital. Todos ellos deben seguir una misma imagen de marca donde haya un color o una tipografía que te identifique.

Dentro de los elementos para clientes también podemos hablar del merchandising, un pequeño detalle que puede tener la empresa con sus clientes y así expandir la marca.

Sin embargo, los elementos de promoción están compuestos por todo tipo de papelería y publicidad. Suelen ser muy representativos ya que muchos están a pie de calle como puede ser un rótulo, una valla publicitaria…

Dentro de estos elementos de promoción también entran las tarjetas de visita, carpetas, roll up, sellos de caucho, flyers… son productos muy solicitados por las empresas para darse a conocer o interactuar con sus clientes.

Conclusión

Invertir en la identidad de marca y en sus elementos es una buena forma de llegar y atraer a tu público objetivo para más tarde fidelizarlo.

Con estos elementos corporativos conseguirás darle mayor valor a tu marca y a tus servicios o productos. Es una manera sencilla de conseguir que los consumidores te recuerden y, además confíen en ti.

Como hemos dicho al principio, no es tarea fácil, siempre es mejor que contéis con un profesional para hacerlo de forma apropiada.

¿Nos cuestas qué elementos corporativos utilizas en tu empresa y por qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Índice de contenidos